Hyundai Kona Electric. Y continuamos con los 64 kWh

El Hyundai Kona Electric pone a nuestra disposición sus dos versiones. Ellas difieren en la potencia del motor, la capacidad de la batería, y los kilómetros de autonomía que puede ofrecernos. Para esta prueba seleccionamos la versión equipada con el motor de 204 caballos, la batería con 64  kWh. Veamos la continuación del reporte.

En el primer reporte de la prueba realizada al Hyundai Kona Electric, les detallamos sus virtudes al estar estático. Luego iniciamos la marcha y conocimos las prestaciones y los tiempos de respuestas y aceleraciones. Nuestra marcha ahora es que empieza, así que acompáñanos en el recorrido.

» Una de las fabulosas características que posee el Kona Electric, es la capacidad de frenar manualmente, por medio de la leva a la izquierda. Simplemente tiramos hasta que el coche se detenga. «

Hyundai Kona Electric. Los programas de conducción

El Kona Electric nos ofrece tres programas para la conducción: El Sport, el ECO y el Comfort, Adicionándole otro modo denominado ECO+, programa que aminora el efecto del climatizador y le coloca un límite de 90 Km/h a la velocidad. Por esto, para activar el ECO+ se debe oprimir por un segundo, el botón que lo selecciona. Es que, si vamos a una marcha con una velocidad mayor, este modo disminuye la velocidad, sin ningún tipo de contemplaciones, alcanzando los 90 Km/h límites.

Hyundai Kona Electric

Y siguiendo en este mismo tema, nos ha parecido excelente que el Kona Electric posea 4 modos de regeneración para la batería cuando deceleramos.

Siempre, arrancamos en el nivel 1, es por defecto. Este nivel logra retener sutilmente cuando dejamos de acelerar, aunque si se pulsa la leva del lado derecho no existe retención. Si, al contrario, se pulsa la leva del lado izquierdo, aumentaremos el nivel de la regeneración. Si nos quedamos en el nivel 2, existirá bastante retención, mientras en el nivel 3, es aún mayor la retención que adquirimos. Y seguimos, pero sin cuidando de no llegar al freno, habilidad que conseguiremos con la práctica.

Debemos tener presente que a cada programa de conducción se le apareja un determinado nivel de retención. Por ejemplo, Si nos cambiamos del modo Sport al ECO, nuestro Kona Electric logra retener instantáneamente con bastante claridad. Esta acción puede llegar a sorprender a los demás usuarios que consigamos en la vía.

Otras curiosas características en marcha

Una de las fabulosas características que posee el Kona Electric, es la capacidad de frenar manualmente, por medio de la leva a la izquierda. Simplemente tiramos hasta que el coche se detenga.

Claro, al principio puede que te pueda parecer algo confuso, pero realmente, el Kona Electric es muy sencillo para conducirlo. Requerirás pocos minutos para que te familiarices con todas sus funciones y técnicas. Sí, son bastantes, pero muy intuitivas.

Una conducción agradable

La dirección del Kona Electric es precisa y de rápida respuesta. Su rodadura se encuentra aplomada y es cómoda. También posee una potente frenada, recorriendo 55,3 metros para lograr detenerse desde una velocidad de 120 Km/h.

Hyundai Kona Electric

Aunque existen dos aspectos que, si pudiéramos, los mejoraríamos. Uno es el tacto en el pedal destinado al freno, pues, resulta difícil encontrar la dosificación en la intensidad de la frenada. El otro es el balanceo que se siente, sobre todo al avivar la marcha. Claro, son 1.760 kilos, y aunque el coche sigue siendo seguro, hacen que la carrocería bambolee mucho. Pero, dejando esto atrás, el Kona Electric es un conjunto muy eficiente.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *