Hyundai Ioniq eléctrico. ¡Ya pasó por nuestras manos!

Hyundai ha lanzado el Hyundai Ioniq en tres versiones. Cada una posee un sistema de propulsión diferente: el híbrido, el híbrido enchufable y el eléctrico. Y ha sido la versión eléctrica, la que ha pasado por nuestras manos. Sí, lo hemos conducido y te traemos todo el reporte. Aunque, desde ya te avisamos que el Ioniq eléctrico llegó aniquilando adversarios.  

Hasta los momentos, no habíamos visto que una marca se atreviera a tanto: comercializar el mismo vehículo en tres tipos de propulsión totalmente distintas. Pero, como siempre… Hyundai nos sorprende y hace una de sus mayores apuestas: nos ofrece el Ioniq en tres versiones con propulsiones muy lejos de la combustión. Es que el Hyundai Ioniq nos llega en la versión híbrida, en la híbrida enchufable y en la eléctrica. Es el mismo vehículo, pero con filosofías y perspectivas totalmente distintas.

La gama Ioniq la conocimos un tiempo atrás durante su presentación al mundo.  Pero ahora hemos podido conducir el  Hyundai Ioniq eléctrico, y en él nos concentraremos por ahora. Lo hemos llevado de paseo por las zonas aledañas a Madrid. Veamos cómo nos fue.

Hyundai Ioniq eléctrico. Tecnología a nuestra disposición

Definitivamente Hyundai ha puesto toda su tecnología a disposición del Ioniq eléctrico. Y vale resaltar que no es poca la tiene la marca. Esto es una gran ventaja que le ha permitido lanzarse de lleno en la aventura de desarrollar tres coches tecnológicos de uno mismo. En esto se encuentran el Motor eléctrico con la batería de polímero de ion-litio, el motor síncrono de imán permanente. También tres posibilidades de carga que incluyen la toma doméstica para una duración de 12 horas, la toma Wall Box durando 4 horas media y por último la toma con corriente continua (100kWh) desde la que se puede cargar un 80% de la batería en solo 23 minutos.

Hyundai Ioniq eléctrico

Otro de los elementos que ha cuidado Hyundai, es cada detalle en la construcción de este coche. Pues la marca se ha esmerado en proporcionarle al Ioniq peculiares características que lo adaptan a la propulsión eléctrica. Entre estas, tenemos el detalle del peso y la ubicación de sus baterías. El Ioniq las lleva debajo de sus asientos de la parte trasera, sin comprometer los 455 litros del maletero, y ayudando a garantizar un bajo centro de gravedad.  Además, el aplomo y comportamiento del coche mejora notablemente, y se evita a utilización de la suspensión trasera multilink. Realmente, el contrapeso que genera la batería es muy notable y totalmente positivo durante la marcha

Hyundai Ioniq eléctrico

Programas de conducción

Hyundai ha hecho posible que el Ioniq tenga brillo por donde se le mire. Es que quiso crear un coche diferente, y lo ha logrado. Es un eléctrico completamente eficiente y nos brinda altas sensaciones cuando nos sentamos frente al volante. Y ejemplo de ello es el equipamiento de los tres programa de conducción, el Sport, ECO y Normal.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *