Kia Niro eléctrico. Finalizando la prueba

Kia nos sorprende con el lanzamiento de su segundo coche 100% eléctrico. Es el e-Niro y ya está presente en España. Este vehículo completa a gama Niro, conformada hasta ahora por los eléctricos enchufables: el Plug-In y el Hybrid. El Niro en su versión completamente eléctrica, llega ofreciéndonos dos opciones con diferentes potencias y autonomías. Pero veamos cómo nos fue en su conducción.

En la segunda parte del reporte vimos algunas de las virtudes del e-Niro. Ahora continuamos con la tercera parte del reporte de nuestra prueba de conducción al novedoso e-Niro, el segundo coche 100% eléctrico de Kia. Recordemos que seleccionamos la versión equipada con el motor de potencia 136 CV y 39,2 kWh de capacidad en la batería. Así que sigamos en marcha… veamos cómo termina esta prueba de conducción.

Nuestro Kia e-Niro posee un sistema de recarga durante la marcha. En este mecanismo, los frenos regenerativos tienen la capacidad de aumentar al máximo los límites de laautonomía. Este sistema de frenos consta de discos con 305 mm por delante y 300 mm por detrás. También podemos seleccionar el tipo de regeneración durante la desaceleración según sus niveles. Esto mediante levas ubicadas sobre el volante.

» El Kia Niro Eléctrico, viene equipado con múltiples sistemas para asistir la conducción. Ellos nos informan, a modo de recomendación, el momento para parar la aceleración.»

Kia Niro Eléctrico. Sistema de regeneración

En el e-Niro, podemos subir la capacidad de retención con las levas de uno de los lados. También reducir dicha capacidad con la que se ubican al otro lado. Vemos que, si quitamos el pie del acelerador y estamos en nivel 0 de este sistema, no existirá retención. Así que el vehículo simplemente marchará «a vela», solo por inercia.

Pero, al elegir el nivel 1, ya empezamos a notar la retención cuando desaceleramos. Cuando pasamos al nivel 2, es muy evidente la retención. Al entrar al nivel 8, podemos apreciar fácilmente la alta retención que se genera, bastando que desaceleramos para notarlo. Inclusive, no tendremos que frenar en gran cantidad de situaciones.

Este comportamiento se encuentra encausado en la misma línea de las respuestas del BMW 13 y el Nissan Leaf que se equipa con el E-pedal.

Kia e-Niro

El sistema de regeneración del Kia e-Niro es tan completo, que aún hay más por descubrir. Es que, independientemente del nivel que hayamos elegido, al tirar la leva del lado izquierdo de manera constante conseguiremos que el Kia Niro desacelere claramente. Tanto, que hasta podríamos denominarlo un real freno de mano. Incluso, al acostumbrarnos al sistema de regeneración, nos será prescindible el pedal del freno. ¡Claro! aunque seguirá necesitándose al marchar por carreteras, sobre todo si nos conseguimos curvas o un tráfico alto.

Calidad y Dinamismo

Hemos conducido al Kia Niro por territorio francés. Seleccionamos cierto tramos de montaña donde quedó en evidencia el magnífico comportamiento de este eléctrico. También salió a relucir la alta calidad de su rodadura. Además, descubrimos que su suspensión, de mayor firmeza, se conjuga con una dirección, también, de mayor rapidez. En general, el tacto nos ha parecido de alta calidad, es que prácticamente no se transmiten las vibraciones que provienen de la vía.

Asistencia en la conducción

El Kia Niro Eléctrico, viene equipado con múltiples sistemas para asistir la conducción. Ellos nos informan, a modo de recomendación, el momento para parar la aceleración. Puede ser motivado por la velocidad de coche y el límite en el tramo, o porque el sistema puede predecir las situaciones que nos conseguiremos a lo largo de la ruta. Tal como la poblaciones o cruces.

Otro aspecto importante, es que, el Kia Niro Eléctrico viene equipado con una batería que incluye su climatización. Que se complementa con una independiente bomba de calor. Elementos importantes, ya que, el primero aminora el efecto de una temperatura baja. Mientras que el segundo, alcanza la temperatura del interior que deseemos, librando a la batería de esta actividad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *