Peugeot e-208. Seguimos en la pista francesa

Continuamos con la prueba al Peugeot e-208 en el circuito de pruebas ubicado en las afueras de París. Los resultados fueron excelentes, pero, en realidad, no ha sido sorpresivo para nosotros. Pues, un tiempo atrás habíamos conducido el DS 3 Crossback E-Tense, uno de sus parientes más cercanos. Y ambos comparten, entre otras cosas, la plataforma, el motor eléctrico y el cambio automático. Así que, simplemente seguimos disfrutando de su gran dinamismo y grandes prestaciones.

En el primer reporte, les transmitimos los resultados de nuestras impresiones previas a la marcha. Ahora arrancamos esta segunda parte, saliendo a la pista y pisando, sin ningún tipo de remordimiento, el pedal del acelerador.

Ya en marcha nos percatamos no sentimos ningún sonido de GTI. Y es porque el Peugeot e-208, es un coche muy silencioso y suave. A pisar a fondo el acelerador, sentimos cómo su fuerte ímpetu nos empuja contra el asiento.  Es bastante el impulso, cual coche con mecánica a gasolina y con potencia de 180 CV.

» Cuando activamos el programa de conducción Sport, las sensaciones que transmite nuestro e-208, se acrecientan en dinamismo. Tanto si marchamos colocando el cambio automático en la opción «D» como en la «B».»

Peugeot e-208. Hablando de velocidades

Tal como sucede con su pariente, el DS 3 Crossback E-Tense, la velocidad máxima ha sido limitada de manera electrónica a los 150 Km/h. Aunque alcanzar este valor es verdaderamente muy fácil. Y durante la marcha, entre curva y curva llegamos a los 120 Km/h, prácticamente sin ningún esfuerzo.

Peugeot e-208

Pero, el e-208 logra conjugar toda esta rapidez, con un comportamiento también de alto nivel. Así que, el Peugeot e-208, no solo es un coche rápido, también es realmente ágil. Y el peso no es problema para él y eso que no es poco. Este coche en vacío pesa unos 1.455 Kilos, y si agregamos dos ocupantes debemos sumarle al peso, un promedio de 150 Kilos. Pero, a pesar de esto, el e-208 es lo máximo en las curvas, tomándolas con obediencia total.

Dirección y estabilidad

Llevando al limite a nuestro e-208, se nota que no es ligero, pero aún así su estabilidad sigue siendo excelente. Y en parte, esto es gracias a la ubicación de la batería tan pesada, pues se encuentra en la parte baja del coche, exactamente entre ejes. Otras de sus virtudes es la precisa dirección y muy enérgica frenada.

Los modos de conducción

Cuando activamos el programa de conducción Sport, las sensaciones que transmite nuestro e-208, se acrecientan en dinamismo. Tanto si marchamos colocando el cambio automático en la opción «D» como en la «B». Siendo esta última la opción idónea para el tránsito por la ciudad, ya que frenaremos poco gracias al sistema de los frenos. Claro, debemos tomar práctica, pero es fácil. Basta con dejar de pisar el acelerador e ir perdiendo velocidad, hasta que el coche pare completamente.

Espacio del maletero

Otro gran aspecto del Peugeot e-208 que nos ha encantado, es la capacidad de su maletero. Es que no le han rebajado ni un poco, sigue siendo 265 litros, igual que los nuevos coches 208 con mecánica diésel o a gasolina. De igual manera sucede con las alturas del habitáculo, con la diferencia que no todas nos han parecido buena idea. Pues en la parte trasera, la fila es algo justa para las rodillas. Y debajo de los asientos delanteros hay poco espacio para los pies. Claro, esta diferencia se debe a la ubicación de la batería.

Siguiendo con las virtudes, nos conseguimos con la nueva instrumentación que se denomina i-Cockpit 3D. Es un sistema estrenado por el 208 de la Peugeot. Y se basa en una serie de gráficos digitales a diferentes niveles. Muchos se presentan en forma de hologramas, son informaciones que aparecen y luego se diluyen. Por supuesto es más llamativa y vistosa que la instrumentación tradicional que se ha venido usando hasta ahora.

Peugeot e-208

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *